Si. Koha se puede descargar en http://www.koha-community.org y se puede instalar en una computadora con sistema operativo GNU/Linux. En el sitio mencionado, se podrá acceder a las instrucciones de instalación, los manuales y más información.

Sin embargo, para tener un sistema Koha con un catálogo en línea, es necesario que la computadora sobre la cual corra Koha esté permanentemente conectada a Internet con una dirección IP fija. Esto requiere un servicio diferente al servicio de conexión ADSL usado generalmente para navegar en Internet.

Koha tiene muchas prestaciones y funcionalidades que son usadas por bibliotecas grandes, medianas y pequeñas. Cada biblioteca decide que módulos o funciones usará. No es necesario usar el sistema en su totalidad, sino que se puede implementar módulo por módulo u optar por usar sólo una parte de las funciones que ofrece Koha.

Las limitaciones las decide la biblioteca, no el software. Muchos sistemas de gestión que se publicitan para bibliotecas pequeñas e incluso medianas, no les permiten ampliar sus prestaciones u ofrecer servicios nuevos. Tenemos muchos clientes que se cansaron de su sistema que al comienzo les resultó amigable y sencillo, pero con el tiempo resultó una traba para el desarrollo y la visibilización de la biblioteca. Con Koha cada biblioteca decide que módulos usar y qué servicios postergar para implementaciones futuras, o directamente no usarlos.

No. Se paga en moneda local. PuntoBiblio consigna sus precios en dólares a fin de facilitar la comparación con proveedores en diferentes países.

Una vez contratado el sistema, se realiza el cálculo del precio a la cotización oficial y se mantiene el precio fijo por seis meses. Después del primer semestre, se recalcula sobre la variación en la cotización del dólar estadounidense.

En los próximos dos días hábiles le llegarán los datos de acceso a su sistema Koha. El sistema puede ser usado tal como lo prové PuntoBiblio, sin embargo le conviene completar la configuración con los datos de su biblioteca, el tipo de material que figurará en el catálogo, las categorías de usuarios y las reglas de préstamo.